Agosto 18, 2017
LOGIN   |   REGISTER

Los 3 niveles de la Misión

Toda persona que quiera ser miembro de la Misión puede hacerlo bajo los siguientes tres niveles, sin que ellos sean limitativos, por el contrario que cada uno nos sirvan de inspiración para comprometernos más al principio y fundamento de nuestra existencia: alabar, hacer reverencia y servir a Dios Nuestro Señor (San Ignacio de Loyola).

A. NIVEL 1

PARTICIPANTES:se refiere a todas las personas u organizaciones existentes (apostolados, órdenes religiosas, grupos, movimientos e individuos laicos o consagrados). Sus compromisos son:

  1. Consagrarse así mismos, a sus familias y organizaciones al Doloroso e Inmaculado Corazón de María y al Sagrado Corazón de Jesús (después de una preparación adecuada) en las Misas de Consagración organizadas por la Misión o, en el caso de las organizaciones, en unión con la Misión.
  2. En forma individual: rezar cada día las “Oraciones Matutinas” y los Misterios Dolorosos del Rosario de la Misión.
  3. En las organizaciones: incorporar el rezo del Rosario de la Misión en sus reuniones semanales de oración; y fomentar la unión entre nosotros, para alcanzar los objetivos en común, según el carisma de cada una, a través de las buenas obras.
  4. Asistir a Misa los Domingos.
  5. Recibir el Sacramento de la Confesión al menos una vez al mes.
  6. Acoger y vivir los Diez Mandamientos.

B. NIVEL 2

CONSAGRADOS: se refiere a todos aquellos que estén incorporados al nivel 1 y que adquieren además los siguientes compromisos:

  1. Consagrarse así mismo y a su familia (después de una preparación adecuada) al Corazón Casto de San José.
  2. Asistir a Misa Dominical, y en la medida de lo posible, entre semana.
  3. Sacramento de Reconciliación al menos una vez al mes.
  4. Comenzar un grupo de oración de la Misión o unirse a un grupo que se reúna una vez a la semana y recen los Misterios Dolorosos del Rosario con las meditaciones de la Misión, y reflexionen sobre una lectura de la Biblia.
  5. Comenzar su proceso de conversión personal día a día; un día a la vez y de manera consciente, decirle No a las cosas de este mundo y Sí al Padre.
  6. Leer al menos una sección del Catecismo de la Iglesia Católica una vez a la semana.
  7. Leer sobre la vida de un santo una vez a la semana.

C. NIVEL 3

LOS FIELES CONSAGRADOS: se refiere a todos aquellos que estén incorporados al nivel 2, con mayor fidelidad a Dios y a Sus Mandamientos y a la Iglesia Católica, como una forma de vida diaria en comunidad con sus hermanos. Sus compromisos adicionales son:

  1. Consagrarse a sí mismo y a sus familias (después de una preparación adecuada) a Dios Padre.
  2. Misa Diaria.
  3. Lectura diaria de la Sagrada Escritura.
  4. Ayuno un día por semana como mínimo y en lo posible dos veces a la semana.
  5. Adoración ante el Santísimo Sacramento o frente al Tabernáculo, mínimo una hora a la semana.
  6. Leer el Catecismo de la Iglesia Católica varias veces a la semana.
  7. El ejercicio de las obras de misericordia al menos una vez a la semana.
  8. Confesión dos veces al mes.
  9. Lectura-estudio de Encíclicas Papales, Doctores de la Iglesia, Mariología.
  10. Lectura del Divino Oficio.
  11. La Estaciones del Vía Crucis semanalmente.
  12. Esta Misión recomienda especialmente a sus miembros en este nivel, que practiquen las oraciones de Sta. Brígida durante un año por lo menos, una vez durante la vida.