Agosto 16, 2017
LOGIN   |   REGISTER

Recordando las palabras de JRM con su mensaje de Adviento

Queridos hermanos y hermanas en Cristo,

A medida que nos acercamos a este tiempo de Adviento, comenzamos a pensar en la Sagrada Familia y en el significado del nacimiento y el don de Nuestro Señor Jesús.
Cuando nos reunimos en torno al árbol de Navidad este año y observamos a nuestra familia, también entendemos que nuestra vida y nuestra familia son dones de Dios.

Les pido que tomen un momento este año para comprender el don de su vida y su significado… Cada uno de nosotros tiene la responsabilidad de entenderla, ya que cada uno de nosotros rendirá cuentas ante Dios de cómo usamos ese don. Es muy importante que en este año de la fe, comencemos a comprender profundamente que Dios realmente existe y nos ama… que somos Sus hijos y que Él es nuestro Padre, pero comenzar a conocer esto, no sólo con nuestras mentes sino especialmente con nuestros corazones.

Al aproximarnos a los últimos días de Diciembre, hay mucha confusión en el mundo sobre el futuro y les digo lo siguiente: la razón por la que mucha gente siente una urgencia por los tiempos por venir es por la forma en que estamos llevando nuestras vidas e ignorando nuestras responsabilidades como hijos de Dios. Como tales, existe una inquietud que es una suave pero firme brisa de Dios que está soplando una vez más en toda la humanidad en estos tiempos; estamos intranquilos porque el mundo está abandonando a Dios y el Padre una vez más ha considerado necesario recordarnos Sus Mandamientos y Su existencia… eso es lo que estamos sintiendo en nuestros corazones y cada uno de nosotros está llamado a hacer algo al respecto.

Sé que hay muchos mensajes, hay muchas cosas esparciéndose por ahí que únicamente están incrementando nuestros niveles de ansiedad, temor y cuestionamientos en el mundo en este momento. Es muy importante que comprendamos que la realidad de lo que está sucediendo en el mundo al alejarse de Dios es suficiente, sin estas otras cosas… sólo el ver y saber esto es suficiente; no tenemos que profundizar más que esto para saber que el mundo está en graves aprietos y la única manera de salir de ellos es si yo cambio, ya que no podemos esperar a que otros resuelvan nuestros muchos problemas; un cambio personal es lo necesario en estos tiempos, no lo que va a suceder en Diciembre o en cualquier otro momento debido a ésta o aquella profecía.

Todo se da según el plan de Dios y si un número suficiente de nosotros cambiamos y regresamos día tras día a Nuestro Padre, entonces hay tiempo para cada uno de nosotros. Todo lo que se necesita ahora es saber que Dios existe, que Él te ama y que tú eres Su hijo; pero para ser Su hijo, debes ser ese hijo o hija cada día, día tras día, para convertirnos en el hijo o hija creados de Dios. Es simplemente, entender el significado real del don de nuestras vidas.

Por lo tanto, a medida que nos acercamos al próximo año, es con gran alegría que les deseo a todos una feliz Navidad y un feliz Año Nuevo y con gran expectación y esperanza para que el año entrante sea un año donde la Virgen de Guadalupe y el llamado de Dios en este mundo y Su mensaje de amor y unidad prevalezcan entre Sus hijos.

Dios los bendiga a todos.
Con Amor,
John Rick

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.